Diario del reto espartano

Scroll this


Nota aclarativa:
Este post lo voy a usar para ir registrando los días que voy pasando en mi Spartan Blog Challenge a modo de diario.

Cada día, lo iré actualizando.

14 – 21 de Junio

Reto finalizado, pero aún no me ha dado tiempo a escribir aquí! La última semana ha sido una locura… permanece atento que en breve espero colgar el diario de esta última semana… un abrazo!

12 – 14 de Junio (Lunes, Martes, Miércoles)

Para estos tres días me he atrevido con un vídeo, un poco seriote, pero ahí va:

9-10-11 de Junio (Viernes, sabado y domingo)

Estos 3 días han sido duros. No han sido fáciles, no.


VIERNES

Lo de la entrevista de Juan Rallo, me ha tocado. Nenaza, me diréis. Pero cuando te exiges mucho y quieres hacerlo realmente bien y ves un resultado a tus ojos ‘de mierda’ empiezas con el ‘run-run’: ¿y si no valgo para esto? ¿y si me estoy flipando y todo esto es una mentira que me estoy contando?

Y tu visión empieza a emborronarse. Las dudas a morderte el culo. Y esa determinación que tenías a hacer algo grande se desdibuja mientras tu te preguntas… ¿de verad tiene sentido esto que estoy haciendo?

Así que el viernes estaba a tope de ansiedad. Vi pornografía y me masturbé. Y luego aún me sentí más una mierda.

Había roto el reto y no había sabido controlar mi ‘energía sexual’. La ansiedad me había dominado y empezaba a dudar de todo.

No fui al gimnasio. Estaba reventado y anímicamente ko. Me eché a la cama a las 9 esperando que mañana fuese otro día


SABADO

Por la mañana estuve charlando con Juan Rallo, un poco sobre su web, a ver si podíamos hacer que fuese más rápido.

Le recomendé algún plugin y le di mis opiniones y mis consejos, para que luego el “hiciera lo que viese”.

Convendrimos también en repetir la entrevista: él pensaba que había hablado mucho de sus productos/servicios y menos del fitness. Yo como me odiaba a mi mismo en la entrevista, pues estaba encantado.

Fui al gimnasio, y esta vez, lo di todo. Aún así fue un día plof.

Eso sí, estuve instalando una pizarra blanca y un corcho que me había comprado el viernes. Para llevar mis planes de ‘dominación del mundo’ y gestionar mis prioridades, tareas etc.

Grabé como pude un vídeo para mi programa ‘reboot your hero’ que están siguiendo unas 20 personas.

Fue algo más complicado de lo que pensaba, pero la colgué.

Aun así, lo dicho, día plof.


DOMINGO

No me preguntes porqué pero volví a caer. Me masturbé. Tres veces. A la mierda, era hora de relajarme y llamar a mi pack de emergencias.

“Quiero mimos”, le dije por watsap.

En media hora, Mishel estaba metida en mi cama y lo hicimos dos veces.

Lo hice así, porque decidí que debía hacer algo con esa ansiedad, soledad y paranoia en la que estaba.

“No necesito sufrir para triunfar”. No digo trabajar duro, pero en ese momento era como si pensase que necesitaba “flagelarme” para triunfar. Que necesitaba ponerme en situaciones jodidas para demostrar mi compromiso o yo que sé.

Rompí el patrón, escapé del circulo vicioso. Después de esos dos polvos, Mishel se fue a trabajar y me dejó durmiendo como un tronco.

Me dió un besito al despedirse y otro a Bruce (llamo a mi pito Bruce, por Bruce Willis: tipo duro con poco pelo).

Ese día fue el único que también comí dos veces.

Después de 90 minutos de siesta, me levanté de mejor humor (gracias Mishel).

Y tomé la decisión. No me rendiría. Si quería huir hacia algún sitio, si las dudas me alcanzaban y mi visión se difunminaba, huiría hacia un sitio: hacia adelante.

Así que compré una webcam de 90 euros. Había visto un vídeo de Romuald Fons hablando de youtube y lo había decidido: iba a empezar a darle algo más de caña al vídeo.

Iba a exponerme más aún. Era la única manera, de que cada vez que el monstruo de las dudas, los miedos y demás bestiario se acercase a mi sueño, lo asustase y le dijera “más te vale que no vuelvas por aquí”

8 de Junio 2017 (Jueves) – Día 8

Hoy entrevisté a Juan Rallo. Me gusto hacer la entrevista, charlar con Juan y tal, pero no me acabé de gustar. Quiero mejorar y notarme más suelto al hablar y demás… me ha rayado un poco esto, sinceramente.

De hecho parece una tontería, pero el escucharme y no verme tan suelto como quería me ha chafado un poco el espíritu que llevaba estos días.

Pero bueno, supongo que avanzar para adelante y adelante. A darle caña a Less Brown. Cuando las cosas estén jodidas, cuando sientas cada fracaso o rechazo, ese es el momento en el que se decidirá quien eres. Si tienes los cojones de no dejarte sobrepasar y seguir hacia adelante, como de una manera estupidamente determinada, puede y sólo puede, que llegues a lograr lo que deseas

He vuelto a cambiar la tarjeta de sonido (menudo mal me está dando todo el setup para el podcast ufff).

Y poco más que contar. Ale, con dios!

 

7 de Junio 2017 (Miércoles) – Día 7

Por la mañana estuve preparando parte de la entrevista a Juan Rallo, contestando comentarios al grupo de ‘reboot your hero’ y retocando la portada mejorhombre.com (creo que ya estoy más o menos contento con el resultado).

Por otra parte… estoy escribiendo esto el día siguiente y no consigo acordarme de si bailé o no, y de que canción puse… mierda! Doble mierda además: hoy si que me ha olvidado bailar. Mañana haré doble baile a lo Jagger para compensar.

Hoy lo pasé mal, muy mal en cuanto a sueño, en el trabajo sobre todo (anoche volví a dormir sólo casi 4 horas). Llegué a casa por la tarde y me tiré en la cama nada más entrar. Unos 70/80 minutos de siesta.

Esto tuvo un efecto secundario que luego me traería problemas en el gimnasio(juntando a que esos 70/80 minutos de siesta algo hicieron pero no me llegaron a dejar bien del todo): no me hice el zumo de remolacha previo al gym.

Y creo que lo noté, aguanté haciendo todo el entrenamiento de pierna (le di bastante caña, la verdad házte unas sentadillas de 12×8 con 45 segs entre serie y me dices), pero después del press de banca (6×12) me empecé a encontrar mareado.

No se si sería pájara realmente, o era el sueño acumulado. Me dolía la cabeza por la zona del entrecejo/frente. Así que escuché a mi cuerpo y me fui a casa (con algo de canguelo a desmayarme en cualquier momento xD). Aún así fue un entrenamiento de 1 hora.

Nada más llegar algo de chocolate, batido de proteínas y arreglado. Lección aprendida, al gimnasio no voy sin echarme un zumo o a una mala tomarme una fruta (son las únicas cosas que me permito más allá de 1 comida al día).

Por otro lado, estoy escuchando mucho a Less Brown, es el puto motivador. Me he bajado unos audios para el gym que son la polla. Me los pongo mientras levanto las pesas, miro fijamente a los ojos de mi reflejo en el espejo y pienso: “I’m the one” (déjalo contar la historia durante 2 minutos para llegar a la frase):

Mañana me toca la entrevista a Juan Rallo. Espero hacerlo bien, que se divierta y que le guste la entrevista.

6 de Junio 2017 (Martes) – Día 6

Hoy no te voy a contar detalles del día. Fue lo de siempre: levantarme a las 4, ir a trabajar, ir al gimnasio y hacer la primera comida del día en la cena. Fin. Hoy te contaré esto:

Llevo 6 días con el reto. No se dónde acabaré ni como transcurrirá esto, si me la pegaré, haré el ridículo o lo que sea.

Pero está siendo todo una puta experiencia. En cierta manera, me siento como si hubiese vencido el miedo. El miedo, no como “el miedo a esto o a esto otro”, si no el miedo como “bestia”.

Tengo ideas en la cabeza para hacer con el blog, que me parecen brutales. No quiero sonar flipado trasnochado, quiero mantener la calma, pero déjame decirtelo: me siento jodidamente bien. Incluso con cierta claridad mental. Quizá sea por el no hacerme pajas y el ayuno. Quizá todo esté empezando a encajar. Bueno con calma, ya veremos.

Pero lo repito: me siento jodidamente bien. Estoy haciendo lo que quiero hacer y aún voy a dar mucho más de mi. Aún quiero hacer grandes cosas, aún quiero impresionarte e inspirarte con mi historia, a ti, seas quién seas, me leas dónde me leas, voy a descubrir el secreto, y luego lo compartiré contigo.

Me llamo Jaime Sempere y este es mi legado. Y lo siento, pero sí, oh sí. Voy a ser una rockstar.

Hoy bailé por la mañana a ritmo de un paisano, Bigott!

5 de Junio 2017 (Lunes 5) – Día 5

Anoche no dormí.

0h y 0 min. Nada.

Imagínate estar reventado, echarte a la cama a las 2 y no dormirte nada.

Cojonudo.

No dejé de bailar de todas formas.

No dormí poerque (creo) que subsconcientemente le estaba dando vueltas a la entrevista de Dean. Quería que quedase bien y que también él la disfrutase.

No soy un gran orador. Si me pongo nervioso tartamudeo.

El equipo y la configuración que tenía en el estudio aún me hacía algún extraño. Le pedía a Dios que me saliese un buen programa un podcast (siempre sin querer ‘obsesionarme’ con buscar que fuese perfecto, perfecto, pero sí que quería que quedase ‘un poco más allá de bien’).

El día en la oficina fue chungo. No por ir un día sin dormir, si no porque los días anteriores había dormido poco y ya partía con el ‘depósito vacío’. Además fue un día aburrido de cojones, no tenía nada con que ponerme especialmente más que leer algo de documentación sobre un proyecto nuevo…

Por mi cabeza pasó un par de veces el pensamiento de ‘espero no dormirme conduciendo de vuelta’. Iba un poco zombi, pero eso sí, con una actitud de rock and roll. La radio a toda pastilla y pegándole golpes al volante mientras me desgañitaba cantando. Tanto a la ida como a la vuelta del trabajo.

Finalmente entreviste a Dean! Me dijo que era una de las mejores entrevistas que le habían hecho. Je. Pero no se debe a mi (de momento) medio baja carisma como presentador, sino al tipo de entrevista que le hice: no hablamos de SEO, si no de la vida, de los proyectos y de la actitud de cada uno frente a los retos. Del propósito y blablabla

Uno de mis miedos se hizo realidad: se borró parte de la entrevista. Sin que yo hiciera nada, sin que yo tocase nada: del minuto 2 al 12, era como si hubiésemos dado un salto en el tiempo en la grabación.

Me cague en la puta, como es lógico. Pero luego pensé que pare qué, y que lo arreglaría, lo explicaría el propio podcast lo que me había pasado y haría una introducción hablando sobre Dean, mi relación trabajando con él y haría una intro guap que aportase valor.

Después de grabarla, me sentí energizado (será el carisma de Dean, o simplemente que ‘por fin’ había grabado la maldita entrevista que estaba deseando tanto) y lo hice: le eché dos huevos y me fui al gimnasio.

Si me hubieses visto dándolo todo durante más de hora y media, jamás habrías dicho que no había dormido anda en toda la noche.

Finalmente, me eché a las 12:00, me había ganado el descanso.

Leí a Napoleon Hill y cerré los ojos. Estaba cansado y sólo iba a dormir 4 horas, pero mi orgullo y mi energía estaban altos.

Mi mente seguía activa, por segunda vez en este reto (la primera fue ayer), encendí la tele, también para quedarme dormido. Menos mal que lo conseguí en poco tiempo.

4 de Junio 2017 (Domingo 4) – Día 4

Hoy fue un día semi duro/complicado. Me sentí algo más cansado y emotivo. Pienso en ‘el momento’ de Tim Ferris (ya te contaré en qué consiste ‘el momento’ más adelante)

Bailé al son de Billy Jean

Eché siesta de 90 minutos.

Me dí varias duchas frías a lo largo del día (3), para energizarme y mantenerme alerta. También bailé a lo Jagger con anfetas varias veces.

Llovía, abrí las ventanas para que entrase aire a energizar la casa (se supone que los iones negativos que lleva el aire freso dan energía y blabla).

Mientras comía una manzana, apollado contra el borde de la ventana, miré a una paloma posada sobre el tejado de enfrente.

Me miró a los ojos y me dijo ‘tiene sentido lo que estás haciendo, vas a conseguirlo’. Lo juro.

Configuré (después de leer el 70% del training de Oscar Feito) el ‘estudio de grabación’ así como el software: un puto infierno. Parece fácil, no? Me dió problemas TODO, pero finalmente conseguí dejarlo (a las 01:30 de la mañana, vaya puta mierda que voy a dormir) a mi gusto.

Gracias Nathalie por las pruebas llamándote al skype para hacer pruebas de sonido.

Finalmente creo que podré grabar mi voz y la de Dean por separado (como yo quería) y además, he puesto un altavoz del equipo de música apuntando al micrófono, para meter samples desde el móvil usando mi musicbox

Toy nervioso como una colegiala, quiero que salga bien y que Dean se lo pase teta, que sea un podcast diferente. A ver si calibro y tampoco me paso de frenada.

Joder, vaya día.

3 de Junio 2017 (Sábado 3) – Día 3

Hoy me levanté bailando a lo Michael Jackson:

Termine de desarrolla la musicbox y estuve trabajando en el plugin de ‘compartir’ que usó en la página (que este señor ha desarrollado él mismo).

Por cierto, tú, sí tú. Si estás aquí podías darle a compartir este artículo. No sabes como ayuda ese tipo de chorradas son un click y lo mucho que te lo agradecería.

Hoy también estuve 2 horas en el gimnasio, dándole caña.

Pensaba que ya estaba ‘adaptado’ al nuevo programa de entrenamiento que empecé hace unos días, pero por la tarde ya me sentía las piernas entumecidas, a ver mañana.

Debido a que mi gimnasio cierra los sábados por la tarde, estuve de 12 a 2, y moví “la comida” del día, de la cena, como estaba haciendo antes, al mediodía, para meter energía después de entrenar duro.

Por lo demás hoy se me hizo un día poco productivo. Seguí con el training de Óscar Feito sobre podcast, escuche varíos podcasts, y bueno, también limpié mi mesa de trabajo que tenía mierda del pleistoceno.

Ah! también estuve pensando mucho en mi ‘lector ideal’ (culpa de Óscar), en el tipo de persona a la que me gustaría dirigir este blog e incluso me planteé un cambio de dominio. De momento lo seguiré dejando como mejorhombre. com

Hay que llevar cuidado cuando trabajas ‘en internes’, las pestañas se multiplican sólas y te encuentras mirando cosas que no eran ‘exactamente’ con las que estabas.

Me sentí un poco más cansado durante el día. Por la noche estaba un poco ‘emotivo’ en plan pensando en este camino espartano de estos días, lo que quería, lo que quema dentro de mí, y filosofeando y haciéndome pajas mentales sobre el cambio, el trabajo duro y los resultados.

Eso sí, hoy me permití una siesta de casi 90 minutos. Para algo me había levantado a las 4 hoy y había dormido algo menos de 3 horas y media.

Cuando me iba a la cama me acordé: no me había dado una ducha fría en todo el día (a la vuelta del gym, después de comer, me duché con agua caliente). Fue lo mejor del día. Siempre utilizo la ducha fría para motivarme, me golpeo el pecho, grito mis frases de motivación, lo que VOY a lograr y ese tipo de cosas.

Pero esta noche las he sentido. Las he dicho con obsesión y me he sentido jodidamente jodidamente BIEN. Al final, creo que de eso va mucho la vida. No importa tanto lo que hagas, los resultados o lo que sea, si no el “cómo te sientes” viviendo el tiempo en el que estás aquí.

Por otro lado voy a empezar a apuntar en un exel todo mi trabajo diario, horas de sueño, horas de podcast escuchados y demás. Porque esto un día será épico e inspirará a otra gente a trabajar duro, romper sus límites y ver que, joder tío, ostiaputacoño, si quieres, puedes hacer cosas increíbles.

Pdta: Romuald no me respondió todavía. Espero que sea porque se haya tomado el finde libre, porque quiero que vea mi proyecto, y diga ‘ostias colega, mola mola’ y me suelte un consejo de gurú que me ayude a perfeccionar la kata de karate de marketing digital. Te espero, tío. Don’t let me down.

Pdta2: qué buenas que están dos chicas del gimnasio. Y la cajera del consum tampoco era una diosa pero también le hubiese dicho algo. Será que llevo 4 días de abstinencia completa.

Con Dios

2 de Junio 2017 (Viernes) – Día 2

Hoy no estuve especialmente cansado, a pesar de llevar dos días durmiendo menos de 5 horas.

Tampoco pase nada de hambre. Ni cansancio.

Volví al gimnasio con agujetas de ayer pero motivado como nunca. Joder sí, fuck yeah, ostia puta. Y lo que quieras añadir.

Por la mañana, lo primero que hice (después de bailar la canción del vídeo) fue comprar el training de podcast Power de Oscar Feito.

Adiós a 180 pavos, dolió un poquito pero a los pocos minutos sentí que estaban bien invertidos. (Hasta estoy pensando en próximos trainings).

Óscar (alias maestro Miyagui) me escribió un mensaje que leí en la oficina. Mi pecho se infló el doble después de leerlo.

No te confundas. No tengo las ideas jodidamente claras con una brillantez cristalina. A veces, me pregunto también, qué cojones estoy haciendo.

Y un mensaje como el de Óscar diciendo justo dos o tres cosas, que notas que son reales… te hacen sacar pecho, levantar los puños y exclamar como Cirano de Bergerac: “¿100 hombres? Sólo son hombres. Esta noche podría con 100 demonios”.

Me escribí con Álvaro, de gente invencible. También me dijo que sí a una entrevista para el podscast.

Trabajé retocando cosas en el blog y en la página del desafío. También le di caña al training de Oscar Feito y participé en su grupo de facebook del training.

Joder, estaba el más que ya famoso Antonio G.

Se lo dije: por tu culpa le sigo dando vueltas a pseudónimo sí, pseudónimo no (dio una charla en la tribucamp del 2016 dónde hablaba de “encontrar el punto G” sobre los alias y demás). Se rió, confesando que ahí se desvirgo como speaker.

Durante el día también desarrollé parte de esto: musicBox para podcasts

No sé si la usaré algún día con buen uso, pero quería codificarla.

Romuald Fons estaba trasmitiendo en directo por Facebook. Le dejé una pregunta a ver si me respondía en directo “estoy haciendo un reto de 21 días para darle caña a mi blog con estas reglas…”. Justo cerro el directo. Ole mi suerte

Esparaba echar siesta pero se me fue a la mierda, escribiendo otro post para el programa bloqueado de reboot your hero (del que realmente sólo tengo 20 personas apuntadas… pero bueno).

Da igual. Zumo de remolacha y al gimnasio con un podcasts de Oscar Feito y Marcos Vázquez.

Casi antes de acostarme lo ví: Romuald Fons me había contestado un “en serio? pasa URL”. Joder, agradecido infinito ya de que ‘quisiera verlo’.

Me acosté tarde de cojones. 12 y media. Club De la lucha y Piense y hágase rico, unas páginas de ambos.

Por cierto, ya tengo señora que me limpie el piso. Viene el martes. Espero que mi piso sobreviva hasta entonces

1 de Junio 2017 (Jueves) – Día 1

Anoche me acosté pronto. A las 9 y media ya estaba durmiendo. Despertador a las 4.

A la 1:30 me desperté. Me volveré a dormir dije.

No hubo manera. Estaba algo excitado (no de cachondo, si no con toda la paranoia esta del reto Spartan Blog y de a dónde llegaría).

Así que me levanté y me puse a trabajar.

Bueno, no es cierto del todo, lo primero que hice fue ponerme a bailar:

Mi ritual de despertarme va a incluir siempre bailar una canción. A lo Mick Jagger, a lo Risky Bussiness, a mi estilo. Sintiéndome que estoy haciendo lo que quiero, volviéndome loco y sintiéndome como nunca.

Luego me puse a trabajar en un plugin de wordpress que me había pedido Dean (Dean Romero, de blogger3cero.com). En 2 horas terminado y enviado. Ole mis huevos.

A las 5 me permití el ‘lujo’ de echarme una hora y media a descansar antes de ir a currar.

Durante el día (trabajo en el bus de la empresa, mientras mis compañeros comen, y en algún rato en la oficina) trabajé algo en el diseño del blog, y envíe algún correo para solicitar entrevistas para el podcast que quiero lanzar.

Escribí a Isra García. Me respondió un curioso correo diciéndome ‘respetuosamente, no’. Le di las gracias por la rápida respuesta y le dije que volvería, cuando fuese una rockstar y estuviese más ‘maduro’.

‘Ya lo eres’, contestó.

No voy a decir que mojase las bragas, pero me gustó que me respondiera así. Fue un pequeño fuck yeah, dentro de este huracán de miedos, paranoia y obsesión el que me encuentro.

También me respondió Marcos de Fitness Revolucionario. Un crack que quiero entrevistar un día, para hablar mucho más que de fitness. Muy majo, con risas incluidas (le había dicho que era fan/gruppie heterosexual suyo), y que el reto molaba, pero que andaba liadísimo y diciendo a todo que no. Que siguiera con el reto y en unos mesos retomábamos.

Y Juan Rallo (entrenador personal que entreno a Pablo Motos y a otros famososos para las portadas del Men Healths). Este me dijo que sí. Gracias Juan. Espero hacerte una buena entrevista.

Por la tarde, escribí un post oculto sólo para un pequeño grupo que tengo, para un programa llamado ‘reboot your hero’.

Zumo de remolacha y al gimnasio. Me acosté ‘tarde’ (sobre las 11:30). Leí unas páginas de mis dos libros que me acompañan en el reto y me dormí.

Tu Metamorfosis Empieza Hoy

Suscríbete para recibir los mejores posts de motivación, estilo de vida y mejora personal.

BONUS: Ebook "El Secreto que conozco sobre ti"

(y 5 pasos para comenzar tu transformación en héroe)
ES HORA DE PONERME SERIO

¿TE HA GUSTADO?

Puntúame abajo para distinguir los posts mierdas de los épicos 🙂

Sólo con tu ayuda puedo mejorar.
Mil gracias, de verdad

Puntuación media: 10   (2 votos)
ENVIAR PUNTUACIÓN

Dejar un comentario

Tu vida es tu propia película.

Escapa de la Mediocridad





Suscríbete para recibir los mejores artículos sobre motivación y estilo de vida



Y llévate GRATIS el eBook:

EL SECRETO QUE CONOZCO DE TI
  5 Pasos para tu transformación en Héroe 
Sí, quiero empezar a patear culos
No, prefiero seguir quejándome

Tu Metamorfosis Empieza Hoy

Suscríbete para recibir los mejores posts de motivación, estilo de vida y mejora personal.

BONUS: Ebook "El Secreto que conozco sobre ti"

(y 5 pasos para comenzar tu transformación en héroe)
ES HORA DE PONERME SERIO